En BYB Casa de Cambio te contamos sobre las diferencias entre el cambio de moneda y la conversión de divisas, operación en la que un determinado activo, instrumento financiero o medio de pago pasa a expresarse de una divisa a otra distinta.

Una divisa consiste en la unidad monetaria en la cual se expresa el dinero de cada país. Si se habla acerca de la función que realiza dicha unidad en cada país, se llama moneda. Sin embargo, se habla de divisas si nos referimos a un medio de pago no relacionado con dinero físico.

El ingreso en una cuenta bancaria en euros de una transferencia recibida en dólares o los pagos que se realizan con tarjeta con una moneda distinta son ejemplos de un cambio de divisas, puesto que no hay dinero físico.

-Cotización o tipo de cambio: El tipo de cambio es la cantidad de unidades de una divisa que debe ser entregada para recibir cierta cantidad de otra moneda diferente. Se debe tener en cuenta que las cotizaciones no son estáticas, sino que van cambiando puesto que se encuentran ligadas a la oferta y la demanda en los mercados de divisas.

-Comisiones: Cuando vamos a realizar un cambio de divisas debemos tener presente, además del tipo de cambio, las comisiones que pueden estar presentes en dicha gestión. De manera general, las entidades que ofrecen este servicio suelen cobrar una comisión mínima que es independiente a la cantidad de divisas a cambiar.

-Divisas convertibles o divisas no convertibles: Hay que prestar mucha atención a esta diferencia Las divisas convertibles son las que se pueden cambiar libremente en el mercado internacional. Las divisas no convertibles no se pueden cambiar en este mercado y no son aceptadas en el mercado internacional.